Eduardo Montolio, en el 43 aniversario de la Constitución: “Debemos preservar un legado de generosidad que nos ha traído paz y progreso”

  • Categoría de la entrada:Actividades

La Constitución Española, pilar estructural de nuestro estado del bienestar y garante de la paz social, cumple hoy 43 años. Aprobada por las Cortes el 31 de octubre de 1978, la Carta Magna que ha hecho de España un país moderno, diverso y libre, fue ratificada en referéndum por los españoles el 6 de diciembre de 1978 con un apabullante 87,78 por ciento de los votos. El Boletín Oficial del Estado publicó el texto constitucional el 29 de diciembre de 1978, culminando así la denominada Transición a un régimen plenamente democrático.

Con motivo de su 43 aniversario, el presidente de la Fundación Nacional Hermandad de la Guardia Civil, Eduardo Montolio, ha recordado que nuestra Carta Magna «fue la primera constitución española avalada por un amplio consenso político y social, un factor clave que ha confluido en un Estado moderno y avanzado y en una sociedad igualitaria y libre”. Por esta razón, Montolio considera necesario mantener “el espíritu dialogante y fraternal que empujó a los padres de nuestra Constitución a realizar un inmenso ejercicio de generosidad en beneficio de todos los españoles”.

Un altruismo que, según el presidente de la FNHGC, se inspiró “en la lealtad a España” y en el deseo compartido por todos ellos “de garantizar la convivencia pacífica y el progreso social”. “Debemos preservar -sostiene Montolio- ese legado de generosidad que ha desembocado en cuatro décadas de paz y prosperidad”.

La Constitución española contiene 169 artículos en 10 títulos y un título preliminar, así como un preámbulo, 4 disposiciones adicionales y 9 transitorias, además de una derogatoria y una final. Es la norma suprema del ordenamiento jurídico español; es decir, la norma institucional básica del Estado, de la cual emanan el resto de las leyes que regulan la organización del Estado.

La Constitución de 1978, que garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos, se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.