Desarticulada de nuevo la organización de “el Messi del hachís” tras una operación de Guardia Civil y Policía Nacional

  • Categoría de la entrada:Prensa

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación antidroga para desarticular una de las principales organizaciones de tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar.

Esta organización criminal fuertemente organizada y estructura estaba dirigida por el renombrado narcotraficante conocido como “el Messi del hachís” quien en la actualidad permanece fugado de la justicia española. Los investigadores han podido comprobar cómo este narcotraficante sigue siendo el responsable de la mayor parte del tráfico de drogas en el Estrecho, ha ramificado su organización y gestiona toda la logística desde Marruecos. Desde su fuga en marzo de 2019 alegando como razón para su huida la presión policial, la parte de su organización afincada en Algeciras se ha desarticulado hasta en cuatro ocasiones, deteniendo con ello a sus principales lugartenientes.

El objetivo de la organización era la introducción de hachís en España por vía marítima utilizando para ello embarcaciones de alta velocidad. Estas embarcaciones transportan el hachís desde la costa norte de Marruecos hasta calas escondidas y con accesos escarpados principalmente en las inmediaciones del Faro de Punta Carnero y en el interior de la Bahía de Algeciras cerca del río Palmones. Una vez descargan la droga, grupos de entre 50 y 100 jóvenes cargan fardos que contienen en su interior aproximadamente 30 kilogramos de hachís. La droga es porteada hasta coches de carga que esperan para transportar la mercancía hasta lugares seguros conocidos como guarderías asentadas principalmente en las localidades de Algeciras y los Barrios.

La operación denominada Operación Blaki comenzó en diciembre de 2020 y en total se han incautado 8 toneladas de hachís en 17 aprehensiones distintas para lo que se han realizado 14 entradas y registros en guarderías, y se han recuperado un total de 22 vehículos que figuraban como sustraídos. El uso de estos vehículos por las organizaciones criminales para ser usados en la carga y transporte de droga, ha propiciado un aumento de la demanda de vehículos robados en su mayoría en Cataluña y la Costa del Sol. Lo que hace prever que pueda darse un repunte de este tipo delictivo.

Lea la noticia completa en la web oficial de la Guardia Civil: Operación Blaki