El coronel Pedro Pizarro defiende la “catalanidad” de la Guardia Civil en su toma posesión como jefe de la Comandancia de Barcelona

  • Categoría de la entrada:Prensa
El coronel Pedro Pizarro, en su despacho, con la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera

 

El coronel Pedro Antonio Pizarro de Medina ha tomado hoy posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona, en un acto presidido por la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, al que han asistido algunas de las principales autoridades políticas, administrativas, civiles, policiales y militares de Cataluña.

El presidente de la Fundación Nacional Hermandad de la Guardia Civil, Eduardo Montolio, ha asistido a la ceremonia y, en nombre del Patronato y de los socios de la entidad, ha felicitado al coronel Pizarro por su nombramiento, deseándole los mayores éxitos al frente de sus nuevas responsabilidades. La FNHGC se pone a disposición del jefe de la Comandancia de Barcelona para colaborar en todos aquellos proyectos e iniciativas de carácter social, cultural o solidario que puedan revertir en beneficio de los miembros del Cuerpo.

El coronel Pizarro asume el mando de los más de 1.800 guardias civiles desplegados en la provincia de Barcelona, integrados en diversas unidades y especialidades como el Servicio Fiscal y de Fronteras, Intervención de Armas y Explosivos, Servicio Marítimo, SEPRONA, Servicio Cinológico,  TEDAX, Información, Policía Judicial o las Unidades Fiscales y de Seguridad del Puerto y Aeropuerto de Barcelona.

En su discurso de toma de posesión, el coronel Pizarro ha recalcado la independencia de la Guardia Civil del poder político: “No hacemos política, aplicamos la política de seguridad que el Gobierno de la nación estima oportuna”. Asimismo, ha defendido la “catalanidad y transversalidad” del Cuerpo y ha señalado que no aceptará “situaciones discriminatorias”. “Somos de aquí y de allá”, ha subrayado, en clara alusión a la “incomprensión” que la Guardia Civil ha sufrido en los últimos años por parte de las autoridades autonómicas. Unas autoridades que, por ejemplo, rechazaron la instalación de un hospital de campaña en Sant Andreu de la Barca, sede de la Comandancia, en pleno pico de la primera ola de la pandemia por COVID.

También ha lamentado los retrasos en la vacunación a policías y guardias civiles en Cataluña. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tuvo que ordenar a la Generalitat la vacunación de los agentes de ambos cuerpos. De hecho, a la toma de posesión del coronel Pizarro no han asistido ni la presidenta del Parlament, ni el conseller de Interior. Sí ha estado presente el director de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer.

El pasado 28 de mayo, ningún representante del Gobierno catalán asistió tampoco al acto de toma de posesión del general José Luis Tovar como nuevo jefe de la 7ª Zona de la Guardia Civil de Cataluña. Al acto, presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sí asistió el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha repasado la trayectoria del coronel Pizarro, que ha servido en distintos destinos en Cataluña y en el norte de España. “La fortaleza de un guardia civil -ha reflexionado- es el conocimiento del territorio, su gente, su cultura y sus lenguas”. Ha subrayado también que “en la Guardia Civil sois leales a la Constitución, la Ley y la sociedad a la que servís, lealtad que garantiza la convivencia pacífica y libre en el país”.